QUE SON LOS CARISMAS DEL ESPIRITU SANTO

Que son los carismas del Espiritu Santo

Desde el día en que recibimos el don del bautismo, como somos templos del Espíritu Santo, este nos otorga sus 7 dones: sabiduría, inteligencia, conocimiento, fortaleza, temor de Dios, piedad y don del Consejo. Estos constituyen la raíz de la que parten todos los carismas.

Según la Epístola a los Romanos de San Pablo, Un carisma es una manifestación exterior del Espíritu santo y según la Epístola a Efesios, los carismas tienen la finalidad de unificar la fe para la construcción de la comunidad cristiana.

Los carismas son gracias especiales o dones ministeriales que en muchos casos son temporales, derramados por el Espíritu Santo sobre la iglesia, para brindar fuerza especial a la evangelización.

Una persona poseedora de un carisma, posee también una gracia sobrenatural, con la que puede llevar el poder sanador y el amor de Jesús a otros. Muchas veces, el espíritu santo derrama sus dones sobre alguien en ocasiones especiales y no significan la santificación o la salvación de dicha persona.

La gente suele confundir los carismas con los dones naturales, por ejemplo, el carisma de un músico o de un pintor, no son dones espirituales, sino dones de la naturaleza humana que podemos desarrollar con el tiempo.

¿Cuál es tu carisma?

Todas las personas bautizadas tienen al menos un carisma otorgado por el Espíritu Santo y para encontrarlo tan solo debes prestar mucha atención a la manera en la Dios obra en tu vida. Es más fácil identificarlo tras la Confirmación, cuando el Espíritu derrama su gracia sobre nosotros para que podamos llevar el amor y nombre de Jesús a otros. No obstante, hay algunas formas de encontrar tu carisma que puedes intentar.

  • Acude a talleres sobre carisma. En la comunidad parroquial, se realizan diferentes talleres en los que se enseña a las personas todo sobre los carismas y se les brinda la guía necesaria para poder encontrar los suyos propios.
  • Experimenta, en persona, la gracia de los carismas. Dedica parte de tu tiempo a la semana para efectuar actividades asociadas a estos. Si posees ese carisma, inesperadamente diferentes gracias comenzarán a suceder, si no sucede nada, es porque no lo posees.

Algunos ejemplos de carismas espirituales

  • Carisma pastoral: Su enfoque es nutrir a los demás, la persona siente estímulos de hospitalidad, pastoreo y misericordia.
  • Carisma de sabiduría: Capacidad de comprender los caminos de Dios
  • Carisma de comunicación: La persona puede transformar vidas enseñando el evangelio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir