NO USAR EL TEXO COMO PRETEXTO

No usar el texto como pretexto

¿Pueden los elementos creativos explotar la interioridad de cada individuo para que alimentar el pensamiento discordante o tangente? Aunque pueden existir varias repuestas válidas. La que nos interesa es la lectura de textos como excusa para la formación de otro discurso, a lo cual inhibe el aprendizaje de la literatura y la manera de acercarnos a ella, por ello se exhorta a no usar el texto como pretexto.

La literatura como pretexto

Habitualmente se emplea un texto como pretexto, pre-texto o texto anterior a otro, es decir, restringe el aprendizaje del idioma a la introducción de categorías gramaticales y/o estructuras sintácticas o pragmáticas que se desarrollaran a lo largo del proceso formativo.

La educación del idioma español se ha amparado en la transtextualidad, o dicho de otra manera, prevalece la intertextualidad, y copresencia entre producciones intelectuales, envío de un enunciado a otro previo, expansión del texto y las fuentes.

No usar el texto como pretexto.

Se propone emplear el texto como objeto de análisis y estudio. Para ello la literatura se transforma en la herramienta perfecta para el idioma, no la lengua. Hay que tener claro que la lengua es un medio y/o canal absolutamente necesario para el aprendizaje del español, en nuestro caso, o de cualquier otra lengua.

Esta afirmación permite reflejar firmeza el planteamiento de  emplear los textos literarios como objeto de estudio en sí mismo, no como recurso o pretexto, premisa que actualmente se debate acaloradamente en monografías y artículos publicados  durante los últimos tiempos

Otra mirada al texto, no pretexto

Para desarrollar las habilidades de creación literaria se debe emplear los textos como objeto de análisis y comentario, esa actividad complementaría el conocimiento de los contextos de las palabras, lo cual no permite usar el texto como pretextos y alcanza el preciado objetivo didáctico: identificar el objetivos lingüísticos y literarios del planteamiento integral a fin de impulsar la creatividad del escritor o estudiante ante los planteamientos que le son presentados.

El empleo de estrategias didácticas y lingüísticas ambiguas, desorientan al estudiante o escritor, lo que genera en sí mismo un estado de inhibición expresiva y frustración. El planteamiento de no usar el texto como pretexto no busca “faltar el respeto” hacia los autores de las obras o textos de análisis, sino promover el desarrollo de capacidades para la lectura efectiva, la libre interpretación de la idea del autor, y el ejercicio de la inteligencia emocional  por medio de los textos literarios”

Los textos literarios emplean como pretexto para instruir sobre lengua, el cual únicamente introduce estructuras de carácter sintáctico, gramatical y pragmático. Los debates actuales en la forma de abordaje del texto permitirán que el uso de textos o contenidos teóricos llegue a ser el objeto de análisis y no la lengua, Con él deleite de su belleza artística y literaria, no como excusa. Este planteamiento permite alcanzar un nivel de análisis y manejo lingüístico de los recursos necesarios para su aprovechamiento y reconocer al texto en el abordaje de todos los valores literarios del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir