Cómo comer un panal de abejas

¿Qué es el panal de abeja?

Comencemos por entender lo que es y la función que cumple el panal de miel en el enjambre de abejas. Su elaboración está a cargo de las abejas adultas que hacen el papel de obreras en el enjambre, gracias a unas glándulas ubicadas bajo su abdomen que segregan sustancias que les permiten fabricar la cera, materia prima para construir el panal.

Se trata de la construcción de sucesivas y uniformes celdas hexagonales que sirven como reservorios de miel y albergue para las larvas de las abejas. En el panal, las abejas también almacenan en pequeñas cantidades la jalea real y una sustancia que usan para sellar las celdas una vez que están llenas de miel y que recibe el nombre de propóleo. El tamaño de las celdas del panal suministra información sobre el género y la especie de abejas que las construyeron, pero en promedio, su tamaño ronda los seis milímetros.

Cada abeja produce aproximadamente una gota de cera en un tiempo de cuatro minutos, la cual inicialmente tiene un color blanquecino y se va oscureciendo proporcionalmente con el transcurrir del tiempo.

¿Puedo comer el panal de abeja?

El panal de abejas es comestible por los seres humanos. Normalmente, para consumirlo se lleva a la boca un pequeño trozo del panal y se mastica suficientemente para extraerle totalmente la miel y luego es recomendable sacar la cera de la boca y desecharla. Tal vez no sea esta la mejor manera de disfrutar la miel, pero corresponde a las prácticas desarrolladas por nuestros antepasados.

Propiedades y Beneficios del panal de abejas

Cuando se consume la miel directamente del panal, no solo se disfruta un manjar, sino que se consume en su forma más natural el edulcorante que las abejas son capaces de producir. También se aprovecha el polen, la jalea real y otras sustancias residuales que las abejas van dejando en las celdas del panal y que debido a sus propiedades proporcionan beneficios al cuerpo humano.

Cómo comer un panal de abejas

La miel retenida en las celdas del panal está compuesta por nutrientes como la fructosa y glucosa y, en menor cantidad, por proteínas. En la composición del panal de abejas también están presente vitamina C y vitamina B, hierro, fósforo y flavonoides.

La miel contenida en el panal de abejas provee energía a las células del cuerpo humano, reduce los niveles del colesterol malo en la sangre, contiene oxidantes, estabiliza el metabolismo de azucares, combate ciertos tipos de alergias, es antiinflamatoria, antimicrobiana y un antiséptico natural, ayuda en procesos de cicatrización, minimiza riesgos de problemas cardiacos, ayuda a hacer una buena digestión de los alimentos, entre otras propiedades y beneficios.

El panal de miel en la cocina El panal de miel puede ser utilizado en la cocina para la preparación de deliciosos y atractivos platos. Particularmente delicioso resulta al ser combinado con un trozo de queso, con una tostada o cualquier torta hecha en casa. Puede combinarse también con yogur, helados o ensaladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir