COMO DESAHOGAR EL DESEO SEXUAL

Como desahogar el deseo sexual

Hoy en día la vida ha cambiado bastante, ya las personas no se abstienen tanto como nuestros ancestros y la vida sexual está mucho más hábil, pero hoy en día aún existen personas que no les gusta darse tanto y son más reservadas, aún existen perdonas que buscan a la pareja ideal, a ese compartir vida y familia y como ¿no?, ellas siguen siendo personas y también pueden tener deseos, veamos como desahogar el deseo sexual sin necesidad de buscar a nadie.

¿Sabías que las personas con el deseo sexual alto o hiperactivo se desgastan física y emocionalmente?, no solo eso, sino que presentan una necesidad inalcanzable de placer, además de tener problemas índoles sexuales y sociales.

El deseo

El sentimiento del deseo tiene una intensa raíz biológica. Es por ello que en la adolescencia con los cambios hormonales se vive intensamente, pero la forma de vivirla se puede controlar, orientar y dar diferentes significados.

Este fuerte sentir nos puede llevar a querer realizar determinadas conductas sexuales, ser abrazados, ser acariciados...etc. ¿Cómo se satisface?, eso dependerá de la personalidad, relacional y la cultura.

El deseo es un estado interno que mediatiza la existencia humana y nos impulsa a la búsqueda de contacto e interacción sexual.

Es un sentimiento natural y saludable, el cual se puede vivir con mayor o menor intensidad, llegando a poder ocupar un lugar bastante importante o no en nuestras vidas.

Podremos decidir satisfacerlo con otras personas, a través de otras conductas sexuales o simplemente aplazarlo, pero lo que no podremos hacer es anularlo o que desaparezca.

Como desahogar el deseo sexual

Llegamos a esta pregunta porque lo más habitual cuando necesitas desahogarte sexualmente y no quieres hacerlo con otra persona, es la masturbación, en el momento que te planteas esta pregunta es porque quieres hacer las cosas bien y no hacer o dejar de masturbarte, algo que lo único que hace para lo que pretendes conseguir es dificultarte.

Manejar el deseo sexual es posible y la masturbación no es la opción. De hecho, es una de las peores opciones que existe, aunque nos hayan hecho creer lo contrario.

Te preguntarás, ¿por qué?

No sé tú, pero yo no conozco a nadie que se sienta triunfador después de masturbarse, más bien sentimientos de los que abundan posteriormente son de vergüenza, vacíos emocionales o sentirse solos después de que acabe.

Generalmente, la masturbación no nos hace sentir libres, revés de lo que busca la humanidad "libertad, esperanza, gozo y vida abundante"

Como desahogar el deseo sexual - La masturbación no es una opción

La masturbación no controla tu deseo sexual, lo eleva. Cundo estás excitado y alcanzas el orgasmo; lo que sucede es que tu cuerpo se inunda de endorfinas (hormonas que causan placer) oxitocina y vasopresina. Una combinación que nos hace sentir atados a experiencias la cual deseamos y necesitamos repetir un y otra vez.

Así que si estás tratando de encontrar lo contrario, este no es el camino. Hay que dejar de reproducir y sentir dicho placer para que no aumente el deseo.

La masturbación y nuestro cuerpo ¿Por qué no nos satisface?

Como mencionamos anteriormente, justo después de la masturbación vienen las alas sensaciones. La masturbación nos hace sentir frustrados y vacíos.

Tiene una explicación peculiar, difícil de entender para algunos;

Dios nos creó de una forma tan maravillosa que nuestros cuerpos están programados para terminar lo que empezamos sexualmente, es decir, tiene un propósito relacional y después de una masturbación no queda nada.

El propósito de la sexualidad es la relación. De forma relacional es que podemos experimentar la unidad con nuestro cónyuge. Sin la relación que permanece después de que el orgasmo desaparece, sentimos que nos falta algo.

Por lo que la masturbación será placentera, pero no satisface como deseamos y te quedas con los mismos deseos que tenías antes.

¿Por qué no satisface los deseos sexuales?

Porque esos deseos tiene poco que ver con el sexo en sí y mucho con nuestra salud física, espiritual, emocional y relacional.

Como desahogar el deseo sexual ¿Qué debo hacer?

  • Evita los estímulos sexuales: no ver pornografía, leer libros eróticos. Pon atención en lo que evoque una respuesta sexual en ti y evítalo.
  • No te masturbes: si sientes deseos, ocupa tu mente y cuerpo en otra cosa, distráelo hasta que pase la sensación.
  • Mentalízate: nada más poderoso que la mente, domina tu mente y dominaras tu cuerpo. Di no.
  • Haz deporte: el deporte genera endorfinas, te hace sentir bien y es placentero, mantén tu cuerpo ocupado sanamente para que no se sienta frustrado por no tener sexo.
  • Practica la autoconciencia: conocerse uno mismo es importante, saber que te gusta y que no. Muchas veces actuamos sexualmente y no sabemos por qué, tiene una relación directa con el dolor (sentimiento que odia el humano) cuando tenemos cualquier sentimiento incómodo buscamos el confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir