Como cuidar un bonsái acebuche

El acebuche es un a variedad silvestre del árbol de olivo, resistente y robusto, crece naturalmente en las regiones mediterráneas, su crecimiento es lento, sus características más resaltantes incluyen:

  • Es un arbusto
  • Tiene ramas enredadas
  • Su tronco es de escasa definición
  • Posee hojas pequeñas y delgadas, de color  verdes oscuras
  • Sus flores son diminutas
  • El fruto es de menor tamaño que el olivo, poco carnosas y con menor cantidad de aceite

Es un arbusto versátil, ya que, cuenta con varios usos tales como:

  • Sus hojas se usan con fines medicinales
  • Se usa para la repoblación forestal
  • Su aceite se usa para fines cosméticos
  • Es un arbusto decorativo
  • Actualmente, se puede encontrar en forma de bonsái

Merece la pena acotar que la principal diferencia entre el olivo y acebuche radica en su tamaño, mientras que el olivo puede llegar a medir hasta 15 metros de altura, el acebuche solo mide hasta 8 metros.

Otra diferencia entre ambos árboles son sus hojas, en el olivo son de mayor tamaño y largas, en el acebuche las hojas son ovaladas y cortas, los frutos también se diferencian, los del acebuche son de menor tamaño.

Cuidado del bonsái acebuche

Aunque el bonsái acebuche es un arbusto resistente y longevo, requiere de ciertos cuidados, su tronco corto y fuerte queda perfecto para plantar en macetas anchas y bajas, su tamaño oscila alrededor de los 23 cm.

Para cuidar un bonsái acebuche con éxito es necesario seguir los siguientes pasos:

1.- Ubicación

Por ser un arbusto mediterráneo, debe colocarse en el exterior, para recibir abundante luz solar, soporta bajas temperaturas hasta 5 °C, en época de invierno se debe proteger de temperaturas heladas, debido a que impide su desarrollo adecuado.

2.- Alambrado

Debe realizarse con alambre de aluminio, preferiblemente en primavera, ya que aumenta la circulación de la savia, lo que hace que las ramas sean flexibles y pueda darse la forma deseada al bonsái.

3.- Pinzado

Este es un procedimiento clave para evitar el crecimiento del bonsái, se hace entre los meses de abril y octubre, meses donde los brotes están largos, el pinzado consiste en quitar de los 7 pares de hojas 3 pares.

4.- Poda

Se debe podar el bonsái acebuche anualmente, para el mes de marzo en época de primavera.

5.- Riego

La humedad afecta sus raíces, debido a que es un arbusto de clima árido, el agua para el riego no debe ser clorada, se recomienda pulverizarlo de forma interdiaria, debe tener un drenaje adecuado que evite los excesos de humedad.

6.- Abono

El abono a suministrar debe ser orgánico, de liberación lenta, el cual debe fertilizarse cada 20 o 30 días, se debe mantener el pH entre 5.5 a 8, se puede usar una arena arcillosa con grava para proporcionarle las condiciones áridas que requiere para su crecimiento.

Se recomienda en inicios del brote abonar combinándolo con suplementos de abono líquido, este proceso fortalece las raíces y el desarrollo de las ramas con entrenudos cortos, para inmunizarla se recomienda emplear fosfito potásico.

Es relevante aplicar en el abonado un coctel de oligoelementos de magnesio, hierro y boro para potenciar su robustez.

7.- Trasplante

Se hace en época de primavera, cada tres años, se utiliza una mezcla de sustrato compuesta por mantillo, turba y arena, es importante que no se trasplante cuando está floreciendo.

8.- Propagación

Debe hacerse por injertos, ya que, las semillas son más difíciles de germinar.

Para cuidar un bonsái acebuche es crucial aplicar el mantenimiento adecuado para que este se desarrolle y modele adecuadamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir